Esta inmensidad,


este vacío
—vaciándose en el vacío—,
este volcán, este huracán,
estas luciérnagas
entre zarzas y matojos,
esta luna nueva de invierno,
esta luz entre los castaños,
estas sombras
bajo los densos carballos,
este tal vez pero no ahora,
este quizá pero no tú,
esta laguna neblinosa,
estas dunas sin horizonte,
este río sin riberas,
esta pendiente,
este inmundo barranco,
esta humedad enfermiza,
este vaho, este moho,
este laberinto pringoso,
este desencamino,
esta piedra tras otra piedra,
este no aquí ni allende,
este nada en ningún sitio
—este ninguén de ningures—,
este nadie,
este nadie, nadie, nadie,
este pulso agotado,
este no valer
ni poder ser,
este no llegar, no alcanzar,
este huracán fatigado,
este volcán acabado,
este túrbido vino,
este vómito alcohólico,
esta agua con orines,
estas engañosas luciérnagas,
esta pretensión de infinito,
esta ansia de fulgor,
este nebuloso reflejo,
esta enorme brevedad,
este vacío,
esta bruma persistente,
este inextricable marjal,
esta luna oscura de invierno,
este no poder,
este vacío,
esta inmensidad —esta—,
esta inmensa mediocridad,
esta.

egm.2021



Carne


Todo el puto tinglado de la vida
es en realidad
muy sencillo:
tan solo has de salir a la calle
como una puta,
debes buscar, ofrecerte y pedir
como una puta,
y cuando hayas concluido tu trabajo
cobrarás,
exactamente
como una puta.
Y eso es todo lo que…

Ah, pero
—inocente—
¿es que tienes algo contra las putas?

egm.2021



Décio Pignatari

El juglar y la prostituta negra


Farsa trágica

 
Donde eras la mujer acostada, tras
los oficios de la penumbra, ahora
eres un poema:

Cansada cornucopia entre guirnaldas de rosas mustias.

Es a la hora carbóni-
ca y el sol en bochorno
entre soñando e insomne.

La legión de los ofendidos solicita
tus piernas en M,
silenciosa molienda del crepúsculo.

Es la hora del río, el grueso río que lento fluye
fluye por las navajas de las persianas,
río oscuro. Espejos y ataúdes
en mudo destierro navegan:
Miraste en el féretro y mueres en el espejo.
Mueres. Intermueres.
Inter —ataúd y espejo— mueres.

Tu lámpara en volutas —polvo
barroco sopesando siete
naranjas podridas— y tu lecho de plomo
tienen las galas del cortejo:

Todo pasa en este río menos el río.

Minerales, flora y cartílago
acuden con dos moluscos
mustios y cansados
para que yo te componga, recomponiendo:

Cansada cornucopia entre guirnaldas de rosas mustias.

(Modelo en reposo. Se mueven las mortajas de las
persianas. Guillotinas de luz lapidan tu dorso en rosa:
tienes un puño cercenado y un seno bebiendo en la
sombra. Inicias el ciclo de los cristales y ya escintilas.)

Tu al(gema negra)coba así deletreada a cáma-
ra lenta, levantas la frente y propalas:
«Hay una estatua ahogada…» —¡A cámara lenta he dicho!—.
«Existe una esta-
tu-a-hogada y un poeta feliz(mente
¡en laureles ardo!) ¡Cómo los lamento y
cómo los desconozco!
Lloremos por ambos».

Lloremos por todos. Sollozo, y entonandum
litúrgico improperio a dos voces
componemos un simbólico epicedio AAquella
que acostada era un poema y ya no lo es más.

En suspenso el aliento, inicias el gran ciclo
subterráneo del retorno
a las grandes amistades sin memoria
y te empodreces:

Cansada cornucopia entre guirnaldas de rosas mustias.

 


NOTA
Se pierden un par de juegos de palabras: en al(…)coba entre alcova (alcoba) y cova (cueva), y en feliz-mente entre feliz ardo y felizardo (persona suertuda, muy afortunada). Respecto a entoandum copio la nota de los poesiólogos I. M. Simon y V. Dantas en Poesia concreta (ver enlace abajo): “Entoandum: pastiche del latín, por aproximación con Te-deum, en el contexto pseudolitúrgico del poema”; también podría ser un latinajo compuesto a partir de entonando (entonar en portugués es igual que en español, aunque entonación es entoação, sin la segunda n) más la terminación um (que en portugués es también el artículo un), lo que podría entenderse como entonando um (entonando un [litúrgico improperio]), quizá.

Décio Pignatari. O jogral e a prostituta negra (monoskop.org / Poesia concreta)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

O jogral e a prostituta negra

Onde eras a mulher deitada, depois
dos ofícios da penumbra, agora
és um poema:

Cansada cornucópia entre festões de rosas murchas.

É à hora carbôni-
ca e o sol em mormaço
entre sonhando e insone.

A legião dos ofendidos demanda
tuas pernas em M,
silenciosa moenda do crepúsculo.

É a hora do rio, o grosso rio que lento flui
flui pelas navalhas das persianas,
rio escuro. Espelhos e ataúdes
em mudo desterro navegam:
Miraste no esquife e morres no espelho.
Morres. Intermorres.
Inter (ataúde e espelho) morres.

Teu lustre em volutas (polvo
barroco sopesando sete
laranjas podres) e teu leito de chumbo
têm as galas do cortejo:

Tudo passa neste rio, menos o rio.

Minérios, flora e cartilagem
acodem com dois moluscos
murchos e cansados,
para que eu te componha, recompondo:

Cansada cornucópia entre festões de rosas murchas.

(Modelo em repouso. Correm-se as mortalhas das
persianas. Guilhotinas de luz lapidam o teu dorso em
rosa: tens um punho decepado e um seio bebendo
na sombra. Inicias o ciclo dos cristais e já cintilas.)

Tua al(gema negra)cova assim soletrada em câma-
ra lenta, levantas a fronte e propalas:
“Há uma estátua afogada…” (Em câmara lenta! – disse).
“Existe uma está-
tua afogada e um poeta feliz(ardo -o
em louros!). Como os lamento e
como os desconheço!
Choremos por ambos.”

Choremos por todos – soluço, e entoandum
litúrgico impropério a duas vozes
compomos um simbólico epicédio AAquela
que deitada era um poema e o não é mais.

Suspenso o fôlego, inicias o grande ciclo
subterrâneo de retorno
às grandes amizades sem memória
e já apodreces:

Cansada cornucópia entre festões de rosas murchas.



La lava


Al observar este accidente de la corteza terrestre
experimenté un placer de rara sutileza.
H. Tazieff, Los volcanes y la deriva de los continentes

 

a

en el magma observo el frío
y me exalto
con tus labios de basalto
lábil río
 

1

Como un río
brota ardiente la lava.
Como un río
viene el magma furioso
—desde el cráter, hirviente—
como un río.

Como un río
baja lábil la lava,
como un río,
desbordando la cima
del volcán emergente,
como un río.

Como un río
corre undosa la lava,
como un río;
fluye ladera abajo
—basalto incandescente—
como un río.

Como un río
va rugiente la lava.
Como un río.
Después de la erupción,
humeante y candente.
Como un río.
 

b

en los cúmulos la lava
brota rota
como un lago en mi derrota
huye y cava
 

2

Como el río
se elevaba la lava
en la cima emergente,
como un río.

Como el río
avanzaba la lava
—humeante y candente—
como un río.

Como el río
resbalaba la lava
en la erecta ladera,
como un río.

Como un río
brota ardiente la lava.
 

c

febril deflagraré
lava que temo
como en el magma quemo
y aquí arderé
 

egm.2021. Fusión de dos poemas escritos en 1989 y 2004



Augusto dos Anjos

Los enfermos (VI)


A la helada aguja, ahora, alba, la granizada
cayendo, análoga era… Un perro ahora
la oscura lengua hidrófoba sacaba fuera
en contracciones musculares de rabia.

Pero más allá, entre oscilantes llamas,
despertaban los barrios de la lujuria…
Las prostitutas, enfermas de hematuria,
se extenuaban en las camas.

Una, innoble, derrengada de cansancio,
casi ya estragada por el vicio,
olía con placer en el sacrificio
la lepra mala que le roía el brazo.

Y ensangrentaba los dedos de la mano nívea
con sentimiento gastado y emoción pobre,
en esa alegría bárbara que cubre
los estremecimientos de la lascivia…

De seguro, la perversión de la que era presa
el sensorium de aquella prostituta
venía de la adaptación casi absoluta
a un ambiente microbiano de bajeza.

Sin embargo, virgen fuiste, y cuando lo eras
no tenías aún esa erupción cutánea,
ni tenías, víctima última de la insania,
¡dos estériles glándulas mamarias!

¡Ay! ¡Ciertamente aún no había
roto, con violencia, en el horizonte
el sol maligno que secó la fuente
de tu castidad ahora acabada!

Quizá tenías hambre y tus manos en vano
tendiste al mundo, hasta que, al azar,
fuiste a vender tu virginal corona
al primer maleante de la barriada.

¡Y eres vieja! El mundo de ti está harto,
y hoy, que la sociedad te rechaza,
solo las negras brujas de la derrota
frecuentan diariamente tu cuarto:

te prometen —¿quién sabe?— entre los cipreses,
lejos de la mancebía y las alcobas,
en las quietudes nirvánicas más dulces,
¡el noviazgo que en vida no tuviste!
 


Augusto dos Anjos. Os doentes (dominiopublico.gov.br)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Os doentes (VI)

À álgida agulha, agora, alva, a saraiva
Caindo, análoga era… Um cão agora
Punha a atra língua hidrófoba de fora
Em contrações miológicas de raiva.

Mas, para além, entre oscilantes chamas,
Acordavam os bairros da luxúria…
As prostitutas, doentes de hematúria,
Se extenuavam nas camas.

Uma, ignóbil, derreada de cansaço,
Quase que escangalhada pelo vício,
Cheirava com prazer no sacrifício
A lepra má que lhe roía o braço!

E ensangüentava os dedos da mão nívea
Com o sentimento gasto e a emoção pobre,
Nessa alegria bárbara que cobre
Os saracoteamentos da lascivia…

De certo, a perversão de que era presa
o sensorium daquela prostituta
Vinha da adaptação quase absoluta
À ambiência microbiana da baixeza!

Entanto, virgem fostes, e, quando o éreis,
Não tínheis ainda essa erupção cutânea,
Nem tínheis, vítima última da insânia,
Duas mamárias glândulas estéreis!

Ah! Certamente não havia ainda
Rompido, com violência, no horizonte,
O sol malvado que secou a fonte
De vossa castidade agora finda!

Talvez tivésseis fome, e as mãos, embalde,
Estendestes ao mundo, até que, à-toa,
Fostes vender a virginal coroa
Ao primeiro bandido do arrabalde.

E estais velha! — De vós o mundo é farto,
E hoje, que a sociedade vos enxota,
Somente as bruxas negras da derrota
Freqüentam diariamente vosso quarto!

prometem-vos (quem sabe?!) entre os ciprestes
Longe da mancebia dos alcouces,
Nas quietudes nirvânicas mais doces
O noivado que em vida não tivestes!



Augusto dos Anjos

El lupanar


¡Ay! ¿Por qué monstruosísimo motivo
fue atrapada para siempre en esta red,
en el ángulo diedro de la pared,
el alma del hombre polígamo y lascivo?

Este lugar, jóvenes del mundo, ved:
es el gran abrevadero colectivo
donde los rufianes, cual ganado vivo,
cada noche vienen a matar la sed.

Es el afrodístico lecho del hetairismo,
la antecámara lúbrica del abismo
en que es preciso que el género humano entre

cuando la promiscuidad aterradora
mate la última fuerza generadora
¡y coma el último óvulo del vientre!
 


Augusto dos Anjos. O lupanar (dominiopublico.gov.br)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

O lupanar

Ah! Por que monstruosíssimo motivo
Prenderam para sempre, nesta rede,
Dentro do ângulo diedro da parede,
A alma do homem polígamo e lascivo?!

Este lugar, moços do mundo, vede:
É o grande bebedeouro coletivo,
Onde os bandalhos, como um gado vivo,
Todas as noites, vêm matar a sede!

É o afrodístico leito do hetairismo,
A antecâmara lúbrica do abismo
Em que é mister que o gênero humano entre

Quando a promiscuidade aterradora
Matar a última força geradora
E comer o último óvulo do ventre!



Oswald de Andrade

El santero del Mangue (fragmentos)


Nocturno del Mangue

Noche hetaira
vistosa palmera
enjaulada
en el lodazal

Abanico desnudo
hetaira calma
esculpida
en la ventada
del canal

Aquí abajo
la calle llena
allá arriba
la luna llena

Noche hetaira
calma ventada
virada

El mar parece una caracola color de plomo
plúmbeo
Hay un gran cansancio de explicar el mar.
 

Solo de Eduleia

¡Ven acá bonito!
¡Ven acá cariño!
¡Ven acá!

Vamos a darnos gustito
¿Quieres hacer porquerías
con una brasileña?
Tengo una joyica aquí.

¡Oh gonorrea, gonorrea!
¿Dónde vas?
¡Ven acá!
 

Coro de las mujeres de Jerusalén

Vamo a follá vamo
vamo a meté vamo
pol culo vamo

Tenemos todas
una joyica aquí.
 

Responso

¡Oh gonorrea, gonorrea!
Tengo hambre
¡Oh purgaciones!
¡Oh chancro!
Por el divino amor
de Jesucristo
¡Ven acá!
 

Coro

¡Ven acá bonito!
¡Ven acá cariño!
¡Ven acá chiquillo!
¡Ven acá ven acá!

Vamo a follá vamo
vamo a meté vamo
Tenemos un escapulario aquí
Y dos joyicas allá
Ven acá.
 

San Tieso

Astroso, escuálido, cuello vuelto
tío Olavo
mide dos metros
cara fea
ojeras
cara jodida
de verrugas
pero trae
montones de milagros

Tu hija
va a nacé
¿qué nombre
que va a poné?
¡Nombre de puta no!

¿Por qué será que solo en el Mangue aún
compra santo? Por eso que yo
vengo poestos sitio. ¡Vade retro!
¡Si se entera la vecina de allá en casa!

Deolinda
esposa virtuosa
de ocho meses
no puede
ya cabalgá

Solo en el Mangue

La gente le da a los cura
pa los santito
y santo grande
por eso mismo
naide más
me quié comprá

Solo en el Mangue

Tu hija
va a nacé
¿qué nombre
que va a poné?

Oiga santo
San Onofre
Niño Dios
Señora Santana
Santa Teresa del Niño Jesús

Tío Olavo conduce sus anteojos
por el Flos Santorum de las rótulas
Una rubia pregunta
—¿Me quié cambiá un San Roque por un meté?

¡Mira la cena!

Las mujeres del Mangue sonríen
—Todas tenemos
en la pared del cuarto
la Santa Cena
la de Leonardo
todas tenemos
y a Dios tememos
para que no falte
el palo
el palo nuestro de cada noche

Tío Olavo
va empalmado
—Oiga santo
milagroso

La polaca color de mierda quería canjeá
un San Antonio por una cosa llamada
mimitante
—¡Fuera puta!
 

Estaba escrito

El cuarto de Eduleia
donde solo cabe el amor desnudo
tiene otra inquilina
Cara nueva pierna abierta
Van todas a mirar si come bien

Allá arriba
luna llena
allá afuera
calle llena

¡Ven acá cariño!
¡Ven acá bonito!
¡Ven acá chiquillo!

¡Oh gonorrea! ¡Oh gonorrea!
¡Ven acá!
Oh chancro de la vida
Yo te pertenezco
Mi hija tiene hambre
¡Ven acá!
 

Oración del Mangue

Escucha Mariscal
las prostitutas lloran
en los portales de la madrugada

El Cristo vela y grita
—¡Biseco las parejas
que la Iglesia unió
Descuartice a los hijos
quien los parió!

La Sagrada Familia
reparte llorando
el último pan difícil del hogar
y se sube al bus, ella primero,
en la dirección sombría de las palmeras del Mangue

Oh abanicos de las palmeras del Mangue
suave Mangue
bajo el cristal de la noche estelar
parecéis abonar las felicidades meretricias
que salmodian
con Dios me acuesto
con Dios me levanto
esmeraldas nocturnas
para los cazadores de los palmerales del Mangue
fugitivas del sol
fugitivas aves del Paraíso
palmeras
flores
capciosas flores
llagas abiertas del Mangue

La ciudad mecánica
pone a las criaturas rotas en la rueda
Ciranda Cirandiña
Nuestro cuerpo vamos a dar
a los que nos puedan pagar

Las criaturas mendigas cantan como zanfoñas
Lord Byron es crupier del juego

En el casino iluminado de la Cirandiña
Ciranda Cirandiña
lo que tenemos lo vamos a dar
nuestro cuerpo nuestra alma
todo todo lo vamos a dar

Madame Bovary hace realidad su sueño
ficha a la criada
toma precauciones en la calle
¡Hecho!
Rojo veintiocho

La voz cavernosa del hombre de las esferas
Una limosna por el amor de Dios
un bálsamo para mi llaga
un céntimo de libro para mi escuela

Criaturas vais todas hacia el Mangue
tentacular

Flores horizontales
flores de la vida
flores blancas de papel
de la vida púrpura
de burdel

Imaginario del Mangue
Rosa
Tuberculosa
María Mágica
Blenorrágica
Lulú Raquítica
Apocalíptica
Sifilítica
Turca Tocada
Maroca Loca
Pájaros de la Madrugada

Flores ahogadas en las ventanas del claro de luna
flores carbonizadas de medicamentos
de sopapos
de puntapiés
pálidas flores puras
putas suicidas
flores horizontales
que rezáis
sentimentales
con Dios me acuesto
con Dios me levanto
lirios viniciales

El Cristo de la cima del Corcovado orina sobre el Mangue

(…)
 


NOTA
Un santero es una “persona que pinta, esculpe o vende [imágenes de] santos”, D.R.A.E., acepción 4. El Mangue (manglar) es, o quizá era, una zona de prostitución de Río de Janeiro, donde el manglar existente fue sustituido por un canal. Traduzco troquesa (suponiendo que se trata de una deformación de turquesa) por joyica, diminutivo de joya, y fudê (deformación de foder) y buchê (los diccionarios desconocen la palabra aunque es fácil deducir su significado) por follá (follar) y meté (meter). Seu es un tratamiento de respeto que podría traducirse por seor (síncopa de señor) aunque traduzco por tío: tío Olavo. presses lado es por esses lado[s], que traduzco por poestos sitio (por estos sitio[s]). atrepá (atrepar, lo mismo que trepar, que en portugués de Brasil tiene también el significado de copular) lo traduzco por cabalgá (cabalgar). famia podría ser un vulgarismo, o errata, por família[s]; lo traduzco por gente. Ignoro qué pueda ser mimitante, aunque tal vez Oswald de Andrade tampoco lo sabía; seguramente algo sexual. Cruis Credo (o cruz-credo) es una expresión de repulsa o desagrado que substituyo por vade retro. Flos Sanctorum (flor de santos) es el nombre dado a diversas recopilaciones de vidas de santos y mártires impresas durante la Edad Media en la Península Ibérica de cuyas abundantes ilustraciones se nutrió la imaginería religiosa de siglos posteriores. Ciranda Cirandinha es una canción infantil brasileña que se canta formando un corro o rueda. Los bentevis o bem-te-vis son aves muy comunes en Brasil; traduzco simplemente por pájaros. Por fin viniciais parece ser un adjetivo formado a partir de venéreo, siguiendo la rima en –ais, que convierto en viniciales

Oswald de Andrade. O santeiro do Mangue (pdfcoffee.com)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

O santeiro do Mangue [fragmentos]


Noturno do Mangue

Noite hetaíra
Vistosa palmeira
Enjaulada
No lodaçal

Leque nu
Hetaíra calma
Esculpida
Na ventarola
Do canal

Cá em baixo
A rua cheia
Lá em cima
A lua cheia

Noite hetaíra
Calma ventarola
Verola

O mar parece um caramujo cor de chumbo
Plúmbeo
Há um grande cansaço de explicar o mar.


Soio de Eduléia

Vem cá beleza!
Vem cá benzinho!
Vem cá!

Vamos fazer gostoso
Quer fazer sacanagem
Com uma brasileira?
Tenho uma troquesa aqui.

Ó gonorréia, gonorréia!
Onde vais?
Vem cá!


Coro das mulheres de Jerusalém

Vam fudê vam
Vam buchê vam
Na bunda vam

Temos todas
Uma troquesa aqui.


Responso

Ó gonorréia, gonorréia!
Tenho fome
Ó mula!
Ó cancro duro!
Pelo divino amor
De Jesus Cristo
Vem cá!


Coro

Vem cá beleza!
Vem cá benzinho!
Vem cá mocinho!
Vem cá vem cá!

Vam fudê vam
Vam buchê vam
Temos um escapulárío aqui
E duas troquesa lá
Vem cá.


São Tesão

Roto, esquálido, gola virada
Seu Olavo
Tem dois metros
Cara feia
Olhera
Cara fodida
De pipoca
Mas carrega
Mancheias de milagres

Sua filha
Vai nacê
Que nome
Que porá?
Nome de puta não!

Por que será que só no Mangue inda
compra santo? Por isso que eu
venho presses lado. Cruis Credo! Se a
vizinha lá de casa sabe!

Deolinda
Esposa virtuosa
De oito meis
Não pode
Mais atrepá

Só no Mangue

As famia dã pros padre
Por santinho
E santo grande
Por isso mesmo
Ninguém mais
Qué me comprá

Só no Mangue

Sua fia
vai nacê
Que nome
Que porá?

Oia Santo
Santo Onofre
Menino Deu
Senhora Santana
Santa Teresa do Menino Jesus

Seu Olavo seus vidros conduz
Pelo Flos Santorum das rótulas
Uma loira pergunta
— Qué destrocá um São Roque por um buchê?

Olha ceia!

As mulheres do Mangue sorriem
— Todas temos
Na parede do quarto
A Santa Ceia
É a de Leonardo
Todas temos
E a Deus tememos
Para que não falte
O pau
O pau nosso de cada noite

Seu Olavo
Passa duro
— Oia Santo
Milagroso

A polaca cor de merda quis berganhá
Santo Antônio por uma coisa chamada
mimitante
— Sai puta!


Estava escrito

O quarto de Eduléia
Onde só cabe o amor nu
Tem outra inquilina
Cara nova perna aberta
Vão todas ver se é boa dos bicos

Lá em cima
Lua cheia
Lá fora
Rua cheia

Vem cá benzinho!
Vem cá beleza
Vem cá mocinho

Ó gonorréia! Ó gonorréia!
Vem cá!
Ó cancro duro da vida
Eu te pertenço
Minha filha tem fome
Vem cá!


Oração do Mangue

Escuta Marechal
As prostitutas choram
Nos umbrais da madrugada

O Cristo vela e grita
— Biparto os pares
Que a Igreja uniu
Esquarteje os filhos
Quem os pariu!

A Santa Família
Reparte chorando
O último pão difícil do lar
E segue de ônibus, ela primeiro,
Na direção soturna das palmeiras do Mangue

Ó leques das palmeiras do Mangue
Suave Mangue
Sob o cristal da noite estelar
Pareceis abonar as felicidades meretrícias
Que psalmodiam
Com Deus me deito
Com Deus me levanto
Esmeraldas noturnas
Para os caçadores dos palmares do Mangue
Fugitivas do sol
Fugitivas aves do Paraíso
Palmeiras
Flores
Capciosas flores
Escaras escancaradas do Mangue

A cidade mecánica
Pôs as crianças rotas na roda
Ciranda Cirandinha
Nosso corpo vamos dar
Aos que podem nos pagar

As crianças mendigas cantam como sanfonas
Lord Byron é croupier de jogo

No Casino alumbrado da Cirandinha
Ciranda Cirandinha
Tudo que temos vamos dar
Nosso corpo nossa alma
Tudo tudo vamos dar

Madame Bovary realiza seus sonhos
Ficha a criada
Toma precauções na rua
Feito!
Vermelho vinte e oito

A voz cavernosa do homem das esferas
Uma esmola pelo amor de Deus
Um bálsamo para minha escara
Um tostão de livro para minha escola

Crianças ides todas para o Mangue
Tentacular

Flores horizontais
Flores da vida
Flores brancas de papel
Da vida rubra
De bordel

Imagiário do Mangue
Rosa
Tuberculosa
Maria Mágica
Blenorrágica
Lulu Titica
Apocalítica
Sifilítica
Turca Maluca
Maroca Louca
Bentevis da Madrugada

Flores afogadas nas janelas do luar
Flores carbonizadas de remédios
De taponas
De pontapés
Lúridas flores puras
Putas suicidas
Sentimentais
Flores horizontais
Que rezais
Com Deus me deito
Com Deus me levanto
Lírios viniciais

O Cristo do alto do Corcovado urina sobre o Mangue

(…)



Murilo Mendes

La muerte de la puta


La puta se murió.
Dos soldados y cuatro velas estuvieron de plantón toda la noche.
Y algunas mujeres faltaron al servicio, fueron a espiar
—¿para quién serán sus vestidos?—
Un diputado envió un ramo de rosas.
No hubo esquela en el periódico.
Los hijos de la puta no se enteraron.
  


Murilo Mendes. A morte da puta (cbha.art.br)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

A morte da puta

A puta morreu.
Dois soldados e quatro velas ficaram de plantão a noite inteira.
E algumas mulheres torraram o serviço, foram espiar
— pra quem ficarão os vestidos dela?
Um deputado mandou um buquê de rosas.
Não veím oração fúnebre no jornal.
Os filhos da puta não souberam.



Manuel Bandeira

Ya me voy para Pasargada


Ya me voy para Pasargada
Allá el rey es amigo mío
Allá tengo a la mujer que quiera
en la cama que elija yo

Ya me voy para Pasargada
Porque aquí no soy feliz
Allá la existencia es una aventura
de tal modo inconsecuente
que Juana la Loca de España
reina y falsa demente
viene a ser lejana pariente
de la nuera que nunca tuve

¡Y cómo haré gimnasia
montaré en bicicleta
cabalgaré en asno salvaje
treparé por la cucaña
me bañaré en el mar!
Y cuando esté cansado
me tumbo a la orilla del río
mando llamar a la ondina
para que me cuente las historias
que cuando era pequeño
Rosa me venía a contar
Ya me voy para Pasargada

En Pasargada hay de todo
Es otra civilización
Hay un método seguro
de prevenir la concepción
hay teléfonos automáticos
hay drogas a voluntad
hay prostitutas bonitas
para a la gente enamorar

Y cuando yo esté muy triste
pero triste de decir basta
cuando en la noche me vengan
ganas de quitarme la vida
—allá el rey es amigo mío—
tendré a la mujer que yo quiera
en la cama que elija yo
Ya me voy para Pasargada.
  


Manuel Bandeira. Vou-me embora pra Pasárgada (wp.ufpel.edu.br)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Vou-me embora pra Pasárgada

Vou-me embora pra Pasárgada
Lá sou amigo do rei
Lá tenho a mulher que eu quero
Na cama que escolherei

Vou-me embora pra Pasárgada
Aqui eu não sou feliz
Lá a existência é uma aventura
De tal modo inconsequente
Que Joana a Louca de Espanha
Rainha e falsa demente
Vem a ser contraparente
Da nora que nunca tive

E como farei ginástica
Andarei de bicicleta
Montarei em burro brabo
Subirei no pau-de-sebo
Tomarei banhos de mar!
E quando estiver cansado
Deito na beira do rio
Mando chamar a mãe-d’água
Pra me contar as histórias
Que no tempo de eu menino
Rosa vinha me contar
Vou-me embora pra Pasárgada

Em Pasárgada tem tudo
É outra civilização
Tem um processo seguro
De impedir a concepção
Tem telefone automático
Tem alcaloide à vontade
Tem prostitutas bonitas
Para a gente namorar

E quando eu estiver mais triste
Mas triste de não ter jeito
Quando de noite me der
Vontade de me matar
— Lá sou amigo do rei —
Terei a mulher que eu quero
Na cama que escolherei
Vou-me embora pra Pasárgada.


Paulo Diniz. Vou-me embora pra Pasárgada

Carlos Drummond de Andrade

La puta


Quiero conocer a la puta.
La puta de la ciudad. La única.
La proveedora.
En la calle de Abajo
por donde está prohibido pasar.
Donde el aire es vidrio ardiendo
y las llamas abrasan la lengua
de quien diga: Yo quiero
a la puta
quiero a la puta quiero a la puta.

Ella muestra unos dientes grandes
desde lejos. En la mata de vello
se abre toda, chupante
boca de mina mantecosa
caliente. La puta caliente.

Es necesario crecer
esta noche la noche entera sin parar
de crecer y querer
a la puta que no sabe
del gusto del deseo del niño
el gusto niño
que ni el niño
sabe, y quiere saber, queriendo a la puta.
 


Carlos Drummond de Andrade. A puta (estudogeral.sib.uc.pt)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

A puta

Quero conhecer a puta.
A puta da cidade. A única.
A fornecedora.
Na rua de Baixo
Onde é proibido passar.
Onde o ar é vidro ardendo
E labaredas torram a língua
De quem disser: Eu quero
A puta
Quero a puta quero a puta.

Ela arreganha dentes largos
De longe. Na mata do cabelo
Se abre toda, chupante
Boca de mina amanteigada
Quente. A puta quente.

É preciso crescer esta noite inteira sem parar
De crescer e querer
A puta que não sabe
O gosto do desejo do menino
O gosto menino
Que nem o menino
Sabe, e quer saber, querendo a puta.



Constantino Cavafis

Melancolía de Jasón, hijo de Cleandro, poeta en Comagene, 595 d.C.


Esta vejez de mi cuerpo y mi aspecto
herida es de daga terrible.
No puedo hallar consuelo.
Y acudo a ti, Arte de Poesía,
pues de remedios entiendes:
procura adormecer el dolor,
plena de Imaginación y Palabra.

Herida es de daga terrible…
Trae tus remedios, Arte de Poesía,
y haz que —por un tiempo— no sienta la herida.
 


Κωνσταντῖνος Καβάφης. Μελαγχολία τοῦ Ἰάσωνος Κλεάνδρου ποιητοῦ ἐν Κομμαγηνῇ· 595 μ.Χ. (ebooks.edu.gr)
Versión de Enrique Gutiérrez Miranda

Μελαγχολία τοῦ Ἰάσωνος Κλεάνδρου ποιητοῦ ἐν Κομμαγηνῇ· 595 μ.Χ.

Το γήρασμα του σώματος και της μορφής μου
είναι πληγή από φρικτό μαχαίρι.
Δεν έχω εγκαρτέρησι καμιά.
Εις σε προστρέχω Τέχνη της Ποιήσεως,
που κάπως ξέρεις από φάρμακα
νάρκης του άλγους δοκιμές, εν Φαντασία και Λόγω.

Είναι πληγή από φρικτό μαχαίρι.—
Τα φάρμακά σου φέρε Τέχνη της Ποιήσεως,
που κάμνουνε —για λίγο— να μη νοιώθεται η πληγή.



Maud Joiret

Lecciones


Lecciones
de francés
de literatura
y clases prácticas
secreción
indudable
pino
arqueado
cerca de los dedos
inexpertos
intuyendo el ascenso
hacia un objetivo
la salida de emergencia
cruzada, pronto, al fin
por primera vez
asir con ambas manos
el miembro tenso
y

a
  m
   a
    s
    a
   r
  l
o.

nueva asignatura
la mecánica
de los cilindros
para colorear
las mejillas
.


Maud Joiret. Leçons (lupitovi.tumblr)
Maud Joiret(objectifplumes.be)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Leçons

Leçons
de français
de littérature
et de choses
cyprine
véritable
pine
arquée
au bout des doigts
novices
pressentant la montée
vers un accomplissement
la porte de secours
franchie, bientôt, enfin
première fois
saisir à pleines mains
le membre tendu
et
le
m
a
l
a
x
e
r.

nouvelle matière
la mécanique
des cylindres
à donne le rouge
aux joues



Malnutrición


I found I needed no other fare.
Paul Batchelor

 

1. Frutos secos

En el tiempo de las almendras,
chinches y arañas;
por el tiempo de las castañas,
escolopendras.
 

2. Frutos rojos

En el tiempo de las cerezas,
vivas punzadas;
con el tiempo de las granadas,
delicadezas.
 

3. Frutos agrios

En el tiempo de los limones,
líquidos celos;
tras el tiempo de los pomelos,
inundaciones.
 

&. Fruta fresca

ella, como a un patán hambriento,
solo me daba,
y hallé que no necesitaba
otro alimento.

egm.2020-21



La modelo


Sie trinkt im Nachtklub immer Sekt
(korrekt)

R. Hütter / K. Bartos / E. Schult

  
presume de lindas
y largas piernas y
perfectos pechos semiesféricos,

la modelo duerme
entre sábanas inmensas
y vive sobre
unos tacones infinitos,

la modelo camina
como una diosa y baila
como una serpiente alada,

la modelo hace
que te sientas como en las nubes
y en la mina al mismo tiempo,

la modelo no tiene estudios
ni los necesita porque ella sabe
lo que sabe y eso es todo
lo que hay que saber,

la modelo habla
tres o cuatro idiomas
pero le basta una mirada
para decirte que no eres apto
para ella aunque a veces te permite
que la utilices como un juguete,

la modelo ha dejado
a su novio futbolista
por un industrial de éxito
con el que dice que va a casarse
porque está muy
muy muy enamorada,

la modelo se pasea
en ropa interior por las calles
y se exhibe desnuda en los clubs
nocturnos más exclusivos,

la modelo bebe
solo cócteles sin alcohol
o un sorbo de champán francés
por el que alguien acaba abonando
la botella entera,

la modelo gana algo más
que lo justo para comer
pero tampoco come gran cosa
y jamás paga en los restaurantes,

la modelo tiene
un futuro muy incierto aunque
lo que menos le preocupa es
la incertidumbre del futuro,

la modelo ha vuelto a llamarte
para una sesión de fotos
y tú adivinas exactamente
en qué terminará eso, porque

la modelo se mueve
como un ángel
recién surgido del infierno,

la modelo sabe
cuanto hay que saber y tú
estás bien pillado
por donde más te abrasa.

egm.2021

Parcialmente inspirado por:


Kraftwerk. Das Model 

Kraftwerk. The Model (Long version)


Wendell Berry

Cuestionario


1. ¿Cuánto veneno estás dispuesto
a tragar por el triunfo del libre
mercado y el comercio global? Por favor
enumera tus venenos preferidos.

2. ¿Cuánto mal estás dispuesto
a ocasionar en nombre de la bondad?
Completa los siguientes espacios en blanco
con los nombres de tus crueldades
y actos de odio favoritos.

3. ¿Qué sacrificios estás preparado
para hacer por la cultura y la civilización?
Por favor, detalla los monumentos,
santuarios y obras de arte
que destruirías de buena gana.

4. ¿Qué partes de nuestro amado
país estás dispuesto a profanar
por la causa del patriotismo y la bandera?
Enumera en los siguientes espacios
las montañas, ríos, ciudades y pueblos
de los que podrías prescindir más fácilmente.

5. Expresa brevemente las ideas, ideales o esperanzas,
las fuentes de energía y los niveles de seguridad
por los que matarías a un niño.
Nombra, por favor, a los niños
a los que estarías dispuesto a matar.
  


Wendell Berry. Questionnaire (reflections.yale)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Questionnaire

1. How much poison are you willing
to eat for the success of the free
market and global trade? Please
name your preferred poisons.

2. For the sake of goodness, how much
evil are you willing to do?
Fill in the following blanks
with the names of your favorite
evils and acts of hatred.

3. What sacrifices are you prepared
to make for culture and civilization?
Please list the monuments, shrines,
and works of art you would
most willingly destroy.

4. In the name of patriotism and
the flag, how much of our beloved
land are you willing to desecrate?
List in the following spaces
the mountains, rivers, towns, farms
you could most readily do without.

5. State briefly the ideas, ideals, or hopes,
the energy sources, the kinds of security,
for which you would kill a child.
Name, please, the children whom
you would be willing to kill.


Amanda Palmer reads “Questionnaire” by Wendell Berry


Babilonia

Canto a Ishtar


Ishtar, la incansable, proclama:
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
La sacerdotisa en el templo:
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
Los muchachos expectantes:
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
Y las muchachas también:
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
Alguien fue a ella diciendo:
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
«Ven, entrégate a mí».
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
Otro se le acercó y dijo:
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
«Ven, que acaricie tu vulva».
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
«Cuando me entregue a ti».
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
«Que acudan todos los jóvenes».
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
«Vayamos a un lugar a la sombra».
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
Siete ante ella, siete a su espalda.
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
Sesenta y sesenta gozan su vagina.
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
Se cansan los hombres, pero no Ishtar.
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
«Ponedlo en la hermosa vulva, hombres».
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
Así les habló la doncella.
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!
Y los jóvenes acataron su orden.
   ¡El júbilo sustenta la ciudad!

                      •  •  •

Un canto a Ishtar. En el año en que Hammurabi se convirtió en rey.
ŠEG₅.ŠEG₅-bēlu-rēṣūšu, hijo de Šumu-libši, lo escribió.
  


Ishtar Has an Orgy (HS 1879) (mostlydeadlanguages.tumblr)
Nathan Wasserman. Edition and translation (oracc.iaas.upenn.edu)
Universität Jena. La tablilla HS 1879 en 3D
Versión de Enrique Gutiérrez Miranda sobre las traducciones al inglés de Slightly Alive Translations y N. Wasserman. Se han añadido algunas palabras al principio del texto (que aparece fragmentado, como puede verse en la imagen) para darle consistencia. El fragmento de la primera línea, en inglés Telītum, la[dy of …], (Telītum, señora de…), se ha convertido en Ishtar, la incansable; Telītum es un epíteto de Ishtar con el significado de “la capaz”, the capable one (K. Radner / E. Robson, The Oxford Handbook of Cuneiform Culture, p. 129). Hammurabi sucedió a su padre, Sîn-Muballit, en el trono de Babilonia en 1792 a. C., hace más de 3800 años, aunque el canto, quizá parte de un rito de carácter sexual, podría ser más antiguo.

Mi interpretación: Ishtar llega a la ciudad de Babilonia donde proclama que la alegría del sexo es la base de una ciudad. Así lo repite su sacerdotisa y los jóvenes que la acompañan. Uno se acerca a ella y afirma que quiere poseerla, otro pretende acariciar su vulva. La diosa le responde que podrá hacerlo cuando ella se entregue a él, como a todos los demás. Entonces ordena que acudan todos los hombres de la ciudad y los lleva a un lugar más apropiado, en el texto “a la sombra de las murallas de la ciudad” que era donde las prostitutas esperaban a sus clientes. Siete se sitúan ante ella y siete detrás; “sesenta y sesenta”, es decir, multitudes, “se desahogan repetidamente en su vagina”, según la traducción de Wasserman. Pero los hombres se fatigan, aunque no así Ishtar, la diosa del amor y el sexo, que les anima: “Ponedlo en mi hermosa vulva, muchachos”. Y los hombres no pueden hacer otra cosa que obedecer sus órdenes.

La tablilla HS 1879


El augurio de Akhmatova


¿En qué esta era es peor que las pasadas?
¿Quizá en que, criaturas irreflexivas,
hemos causado la más negra herida
a la Tierra y no sabemos curarla?

De Oriente a Occidente brillan soberbias
ciudades, pero la Huesuda ha estado
marcando cada puerta y convocando
a los buitres. Y los buitres ya vuelan.



Ahora, pasada la mitad de 2021, vuelvo a este poema de Anna Akhmatova, publicado hace un siglo, que versioné libremente a comienzos de 2020. El augurio de Akhmatova resultó ser más profético de lo que yo podría haber imaginado, y apenas dos meses más tarde estábamos sumidos en una pesadilla que no parece ir a terminar pronto. Mientras, los buitres aún vuelan.
Siguiendo este enlace puede leerse la entrada del 19 de enero de 2020 con dos traducciones al español, otra al inglés  y el original ruso del poema de Akhmatova. Por cierto el poema en ruso tiene rima, como esta versión, aunque en este caso es asonante.

egm.2020



De las cobras


Fingen y mienten tranquilos
sin recelar la caída,
tuercen y enredan los hilos,
juran con voz de dos filos,
pero la parca es sufrida,

y así se van con los años
por la cloaca del tiempo
dejando atrás sus amaños,
sus atropellos y engaños,
para la hoz no hay destiempo,

y aunque pagaran que en versos
les alabasen sus obras,
las buenas gentes adversos
los verán siempre, perversos
como la hiel de las cobras.

egm.2021