Sinéad Morrissey

Migraña


.
Y aún sucede otra vez:
hay vándalos sueltos con afiladísimos cuchillos
en la sala de los tapices. Escenas tan bellas
como las blanqueadas nubes de este día
y la conmoción de floraciones púrpura
al otro lado del descampado

que parece bruscamente maltrecho,
apuñalado por la espalda, de modo
que surgen al azar una docena de brillantes agujeros
del tamaño de alfileres. Y después se ensanchan.
Pronto ni siquiera la hierba ha sido segada
ni el tojo cortado.

Ya no puedo ver tu cara.
En pie con las mangas caídas
y el encaje oculto, he renunciado
a toda esperanza de lo que estaba entero…
el mono al lado del naranjo,
el ruiseñor despedazado.
.


Sinéad Morrissey. Migraine
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s